EL VIAJE INFINITO

La vieja concepción del universo con la Tierra inmóvil en el centro del cosmos estaba equivocada, pero también lo estaba la visión heliocéntrica que señalaba al Sol como un astro sin movimiento en el centro del universo.Aunque no nos demos cuenta,la Tierra,el Sol y la Vía Láctea nos llevan de viaje a velocidades de millones de kilómetros por hora por los senderos oscuros del cosmos.

Recuerdo una anécdota que me contaba mi padre,comentaba que conoció a un hombre de campo que, con respecto al movimiento de la Tierra solía decir con ironía; “dicen que la Tierra se mueve,pero yo siempre veo ese árbol en el mismo sitio”.Parece una afirmación poco razonada, pero lleva implícita la visión, puramente observacional, de lo que todos entendemos como velocidad asociada al movimiento.La velocidad,y por tanto el movimiento,se pueden apreciar de dos formas,una es fijando sistemas de referencia diferenciados  y otro sintiendo los efectos de la variación de la velocidad, osea la aceleración.

Al buen hombre habría que explicarle que verdaderamente no experimentamos ninguna sensación de movimiento,y por tanto el árbol no se mueve,porque la sensación de movimiento no dependen de la velocidad en si misma,sino de la aceleración y de las fuerzas que actúan sobre nosotros.En el caso que nos ocupa,nosotros estamos inmersos en el sistema de referencia,que no es otro que la Tierra,las mismas fuerzas que  impulsan la Tierra actúan  sobre nuestros cuerpos,por lo tanto,no generan ninguna diferencia de aceleración entre nosotros y el planeta que tenemos bajo nuestros pies y que ,como ya he dicho, es nuestro punto de referencia.

El primer movimiento en el que participamos, solo por habitar la Tierra, es el de rotación sobre el eje polar.La rotación terrestre ,como todos sabemos, es la responsable de la alternancia entre el día y la noche,ademas de servirnos de base para la medida del tiempo.La velocidad de rotación sobre la superficie terrestre no es siempre la misma,depende del lugar donde nos encontremos, o dicho de otra forma, varia con la latitud.

Diferentes velocidades de rotación

Diferentes velocidades de rotación

Imaginemos que nos situamos en el mismo polo,nuestro cuerpo describirá una lenta rotación sobre si mismo que durara 24 h. Conforme nos vayamos alejando de los polos la circunferencia que tenemos que recorren en 24 h se hace más grande,así tenemos que ,cerca de los polos ,para completar una circunferencia alrededor del eje en 24 h, necesitamos una velocidad de 432 Km/h. Si cambiamos de latitud hacia el ecuador, la circunferencia aumenta todavía más su diámetro,con lo que la velocidad para completarla también aumenta,de tal forma que cuando llegamos a la máxima circunferencia(el ecuador) la velocidad de rotación necesaria  es de 1.670 Km/h. Por este motivo ,los aviones de pasajeros no pueden adelantar al Sol y ganarle la carrera viajando de este a oeste sobre rutas próximas al ecuador,mientras que en las cercanías de los polos los viajeros pueden ver dos a más crepúsculos consecutivos,y sus correspondientes amaneceres.

La velocidad de rotación de la Tierra no siempre ha sido la misma,en el pasado  era mucho más elevada,con la consecuencia de que los días y las noches duraban menos. La interacción con la Luna ,que se manifiesta por el efecto de las mareas oceánicas,ha ido ralentizando la rotación de la Tierra y a la vez ha aumentado la distancia entre nosotros y nuestro satélite.

El siguiente movimiento de “nuestra gran casa” es el que hacemos alrededor del Sol.El movimiento de traslación es mucho mas veloz que el  de rotación,la Tierra se desplaza por su órbita a una velocidad media de 100.000 Km/h, velocidad por otro lado necesaria para equilibrar la atracción gravitatoria del Sol.A esa enorme velocidad nos movemos por el sistema solar,recorriendo 150.000.000 Km en un plazo de 365 días.Este movimiento es el responsable,junto con la inclinación del eje de rotación,del transcurrir de las estaciones,que marcan el clima general en la Tierra.

tierra-tralacion

Estos son los movimientos que podemos percibir en nuestro día a día,los que sentimos como parte de nuestra experiencia vital,pero “nuestra gran casa” no acaba aquí su viaje,aun nos queda camino por recorrer aunque no percibamos su movimiento.El Sol se mueve dentro de la galaxia,llevando consigo a la Tierra y a todos los demás planetas del sistema solar.

Siguiendo la jerarquía inamovible del macrocosmos ,según la cual los cuerpos mas masivos dominan a los menores,nuestra estrella es obligada, por él masivo núcleo galáctico,a girar entorno a él.

 

Representación de la Vía Láctea con la posición del Sol

Representación de la Vía Láctea con la posición del Sol

Es evidente que todas las estrellas de la galaxia cumplen esta regla y producen el lento, pero majestuoso giro de la galaxia.Este giro de todas las estrellas es el que impide el colapso gravitatorio de la galaxia y el que mantiene su esplendida forma espiral. Nuestro Sol, y nosotros con el,se mueve alrededor del centro galáctico a la formidable velocidad de 220 Km/s,trazando una órbita que tiene unos 25.000 años luz de radio.Pese a esta enorme velocidad, el Sol necesita 200 millones de años para describir una vuelta completa.Para hacernos una idea de estas cifras decir que, desde que aparecieron los primeros primates sobre la Tierra,hace 70 millones de años,hemos recorrido algo más de un tercio de esta órbita galáctica.

Pero esto no acaba aquí,los movimientos que hemos mencionado se desarrollan en el interior de la galaxia,que hasta ahora hemos considerado como un sistema inmóvil.La verdad es que también la Vía láctea, se mueve como un cuerpo único en el espacio,este movimiento contrarresta la atracción gravitatoria de las galaxias vecinas del grupo local,unas 30 galaxias,entre ellas la nuestra, que están vinculadas gravitatoriamente. La velocidad relativa es del orden de cientos de kilómetros por hora,pueden parecer poca cosa en relación con las enormes distancia intergalacticas,pero mantenidas durante miles de millones de años serán suficiente para reorganizar la materia de esta porción de universo donde nos encontramos.

Nuestro viaje continua.Como un objeto único,el grupo local se dirige a una velocidad de 1.000.000 km/h, hacia el gran cumulo galáctico de Virgo,con el que estamos relacionados gravitatoriamente. La atracción de este cumulo es de tal envergadura que resulta suficiente para invertir el natural movimiento de expansión del universo y obligar a todos los cuerpos con masa de esta región del universo,y,por lo tanto,también a nosotros, a dirigirnos hacia el centro del gran cumulo.

 

 

Parece ser que la caída eterna hacia el cumulo de Virgo no es el movimiento ultimo en el que participamos.Algunos científicos plantean la existencia de una vasta región del espacio,de unos 25 millones de años luz de extensión,que también nos abarca a nosotros y que esta dominada por la fuerza gravitatoria de una enorme y fantasmagórica concentración de materia llamada Gran Atractor,hacia el cual ,parece ser,que nos dirigimos a una velocidad de 600 Km/s.

Gran Atractor y zona de influencia

Gran Atractor y zona de influencia

Finalmente,todos los cuerpos juntos de nuestra región del cosmos,participamos en el movimiento general de expansión del universo.Con todo esto podemos reflexionar sobre la idea de  quietud e inmutabilidad del cosmos que proclamaban los antiguos, y darnos cuenta que no es más que fruto de nuestra percepción a una escala temporal muy reducida.Verdaderamente el universo es altamente dinámico,podríamos decir que la quietud no existe,todo esta en movimiento, y nosotros,junto con toda la galaxia, seguimos un lento pero  infinito viaje,con final desconocido, a través de la inmensidad del universo.

 

Anuncios

6 Respuestas a “EL VIAJE INFINITO

  1. Buena pregunta, después de indagar un poco voy a intentar responderte.La culpa de que no veamos girar el terreno desde un helicóptero en estacionario la tiene la primera ley de Newton o ley de la inercia,Todo cuerpo mantiene su estado de movimiento o reposo a menos que actué alguna fuerza sobre el.Cuando el helicóptero despega del suelo, mantiene la velocidad de avance propia de la Tierra y esta ligado a ella por la gravedad,con lo que mantiene la posición con respecto al terreno.De esta forma todo los objetos que hay en la atmósfera comparten la rotación de la Tierra.Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s