ARISTARCO DE SAMOS.EL ORIGEN DEL HELIOCENTRISMO

Todos asumimos con naturalidad el hecho de que el Sol esta en el centro de nuestro sistema solar y a su alrededor giran, majestuosamente ,los planetas y todos los objetos que lo pueblan. También sabemos que esta concepción estructural de nuestro microcosmos no siempre fue la misma.La disputa que se libro entre las visiones geocentrica(sustentadas por la ortodoxia y la iglesia), y  heliocentrica(representada por los nuevos conocimientos),fue dura,llegando a procesos inquisitoriales e incluso al uso de la pira.Quitar al hombre,fruto del creador,del centro de un universo creado por Dios,era demasiado para las élites eclesiásticas del siglo XVI.

El sistema heliocéntrico esta relacionado con Nicolas Copernico, quien planteo,en forma de hipótesis, la centralidad del Sol en el universo.De esta forma se simplificaban los cálculos para obtener las órbitas planetarias y se dejaba de lado los extraños movimientos planetarios que se tenían que formular para sostener el sistema geocentrico. A pesar de pasar a la historia por este hecho,su idea del universo heliocéntrico no era nueva.En la Grecia clásica,el concepto heliocéntrico del cosmos ya estaba presente en las discusiones filosóficas y científicas,fue Aristarco de Samos el primero en afirmar que el Sol era  el centro del universo,con todos los planetas girando alrededor.Sorprende pensar en el nivel tecnológico y de conocimiento que se alcanzo en la época helenística,un ejemplo de tantos son las teorías de Aristarco.Vamos a conocer a este pensador y cientifico que se adelanto,quizás demasiado, a su tiempo.

Aristarco nació en Samos,cerca de Mileto,alrededor del 320 a.c .Vivió ,probablemente, hasta el 230 a.c en Alejandria, recibiendo las enseñanzas filosóficas de Estratón de Lámpsaco. De Aristarco solo nos a llegado una obra,De magnitudinibus et distantiis solis et lunae (Sobre las dimensiones y las distancias del Sol y de la Luna),el resto de su legado nos a llegado a través del libro Arenario,escrito por Arquimedes,se trata de una especie de recopilación de teorías e ideas contemporáneas ,sobre los cuerpos celestes,la Tierra y la Luna. En el aparece el nombre de Aristarco como autor de la teoría heliocéntrica.

En su obra Demagnitudinibus recoge una serie de cálculos destinados a determinar las dimensiones y las distancias de Sol y de la Luna.El método se basaba en la observación de la Luna;cuando el observador ve la Luna iluminada exactamente por la mitad,el triangulo  Luna-Tierra-Sol  es perfectamente rectángulo. A partir de la medición del angulo Luna-Tierra-Sol,se deduce,por trigonometria, la relación entre las distancias que nos separan de la Luna y el Sol.

Alfa es el angulo que se debe medir.

El método era correcto,pero los datos empleados en la observación ,en particular el diámetro aparente de la Luna,eran erróneos,por lo que los resultados obtenidos no se ajustan a la realidad. Obtuvo una distancia Tierra-Sol entre 18 y 20 veces la distancia Tierra-Luna,un diámetro lunar de entre 1/3 y 1/2 del diámetro terrestre,y un diámetro solar entre 6 y 7 veces superior al terrestre.Aun así,este trabajo requería una gran pericia en el calculo y la observación,por lo cual le valió  fama de experto matemático.

En un momento  de su vida,Aristarco dio un gran paso en sus reflexiones sobre el universo colocando al Sol en el centro del cosmos,y a la Tierra y los demos planetas ,girando en órbitas circulares a su alrededor.En la gestación de esta visión del universo,probablemente estuvo influido por la opinión de Herácles Póntico(siglo IV a.c),que propuso un sistema en el cual los dos planetas interiores giraban alrededor del Sol y los demás alrededor de la Tierra.Desgraciadamente no conocemos en profundidad la obra de Aristarco,lo que se conoce es la descripción que hizo Arquimedes de Siracusa en una de sus obras.Por lo tanto,los detalles y reflexiones claves de su teoría heliocéntrica las desconocemos. Sobre este asunto Arquimedes escribió:

Las hipótesis de Aristarco son que el Sol y las estrellas fijas son estacionarias,que la Tierra es arrastrada en una trayectoria circular alrededor del Sol,situado en el centro de su órbita,y que la esfera de las estrellas fijas,con centro en el Sol,tiene una extensión tan grande que la órbita terrestre es a la distancia de las estrellas lo que el centro de la estrella a su superficie”(Arquimedes,Arenario)

Arquimedes de Siracusa

A pesar de que la hipótesis heliocéntrica explicaba satisfactoriamente la retrogadación de los planetas exteriores,el modelo no encontró ningún seguidor,los pensadores más destacados de la época no tomaron en consideración los postulados de Aristarco.Parece ser que solo un tal Seleuco de Seleucida(150 a.c) estimo correcta esta teoría. No es difícil encontrar la razón a este rechazo;en primer lugar el modelo era contrario a la nueva y convincente fisica aristotélica,según la cual el elemento más pesado(Tierra) solo podía ocupar la posición central.Hay que tener en cuenta que las teorías de Aristoteles eran,en esa época,la vanguardia del conocimiento natural, se consideraban como la verdadera descripción de la naturaleza,y fueron consideradas validas durante milenios.En segundo lugar contradecía la sensibilidad religiosa,según la cual la morada del hombre tenia que estar en el centro del universo y en tercer lugar,contrastaba con la entonces respetable doctrina astrología,que se basaba  en una referencia geocentrica para realizar sus cálculos.

Pero ,sobre todo,no fue capaz de convencer a los astrónomos. Según estos,si la Tierra se movía ,la posición de las estrellas en las distintas épocas del año tenia que revelar alguna variación,cosa que no pudieron comprobar. Nadie sabia entonces que este hecho si que existe,pero es imperceptible por las enormes distancias a las que se encuentran las estrellas.Solo con instrumentos adecuados capaces de medir  ángulos muy pequeños se puede medir la paralaje estelar,y de estos no había en la antigua Grecia.

Paralaje estelar

El remate final ,que aparto de las ágoras griegas las teorías heliocéntricas, se lo puso Hiparco,que al medir la duración de las estaciones encontró una ligera desigualdad,inexplicable en el caso de una órbita terrestre circular.Las órbitas elípticas eran inconcebibles en la tradición filosófica griega,que consideraba el circulo como la forma perfecta que regia los movimientos de los cuerpos celestes.Aristarco fue un adelantado a su época, y como otros un incomprendido,solamente la perspectiva que da el paso del tiempo y sus avances en el conocimiento,pone a estos personajes ilustres en su sitio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s