LOS EXPERIMENTOS DE LAS VIKING

Durante la década de los sesenta del siglo pasado,surgió con fuerza,dentro de algunos sectores de la comunidad científica,la idea de que la vida no solo fuera posible encontrarla en la Tierra,si no que podría haberse desarrollado en nuestro entorno cósmico más cercano,los planetas del sistema Solar.Sobre todo se especulaba con la posibilidad de la existencia de organismos biológicos en Venus y Marte.Algunos científicos muy populares de la época como Carl Sagan se convirtieron en  defensores de la existencia de vida en el sistema solar,se formularon hipótesis que hacían factible la vida con los entornos extremos de los planetas.El debate sobre este tema llego a ocupar gran parte de la atención de los medios de comunicación,y se convirtió en un hecho, que muy probablemente, se podría demostrar si se diera el caso de viajar a estos planetas.

 

Carl Sagan junto a una replica de la sonda Viking, en una imagen de la mítica serie COSMOS

Gran parte de los bioquímicos y astrónomos que apoyaban estas teorías sostenían que el lugar más propicio del sistema solar para la búsqueda de formas de vida autóctonas era Marte.La NASA, que no era ajena al debate y que sabia de la repercusión mediática del asunto,se puso manos a la obra y en 1968 aprobó un plan para enviar al planeta rojo dos complejas naves roboticas,se ponía en marcha el proyecto Viking. El sistema que se utilizaría como estrategia de la misión era el de un orbiter,que estudiaría la superficie de Marte desde una órbita alrededor del planeta,y un lander,o modulo que se posaría en el suelo marciano para realizar una serie de experimentos y observaciones.

La NASA diseño el proyecto Viking con un objetivo claro,determinar la presencia de precursores moleculares de la vida o incluso de organismos propiamente dichos,adaptados  a las hostiles condiciones ambientales del planeta rojo.Los instrumentos de las sondas Viking eran capaces de revelar formas de vida macroscopia y microscópica. Las cámaras de los orbiter,aunque de escasa resolución comparadas con las actuales,podían descubrir  signos de actividad biológica a gran escala,y sus sensores infrarrojos eran capaces de detectar fuentes anómalas de  calor. Los landers tenían la misión de tomar imágenes del entorno más cercano hasta el horizonte marciano y de realizar tres experimentos muy complejos para detectar signos de actividad metabólica en el suelo marciano.Se podrían detectar organismos microscopicos e incluso los restos de microorganismos muertos.

La sonda Viking 1 envió la primera fotografía de la superficie de Marte

Las sondas Viking llegaron a Marte en 1976 y durante dos años marcianos (1 año marciano= 687 días terrestres) estuvieron recogiendo imágenes y datos.Como es lógico las mayores esperanzas de encontrar “algo” en Marte se habían depositado en los experimentos de los dos landers ,que se posarían en la superficie. Aun así,los dos orbiter, fotografiaron la gran mayoría de la superficie de Marte y entre las muchas fotografiaras que se tomaron,algunas suscitaron gran polémica,incluso hoy en día aun se habla,en círculos un tanto conspirativos,de estas imágenes como prueba de restos de una hipotética civilización extraterrestre. Lo cierto es que la resolución de las cámaras,como ya he dicho,no era la mejor, y algunos accidentes geográficos aparecían poco definidos,esto unido con los juegos de luces y sombras daba la impresión de ser otra cosa. Algunas fotos parecían mostrar estructuras piramidales,que luego se demostró que eran montañas o bien montículos producidos por los fuertes vientos de Marte. La más famosa de todas fue la cara de Marte,una enigmática esfinge esculpida en las enormes planicies de la región marciana de Cidonia, con la llegada de otras sondas mas resolutivas se demostró que era una montaña con un aspecto peculiar.

La verdadera cara de Marte.(izquierda viking-derecha MRO)

Los dos landers aterrizaron en regiones muy distantes,concretamente en Chrise Planitia y Utopia Planitia, separadas por 6,460 Km. Los expertos esperaban que las dos sondas produjeran los resultados más interesantes,y así fue,no solo fueron interesantes sino contradictorios. Las sondas Viking estaban equipadas con un avanzado laboratorio biológico en miniatura,que ocupaba un cubo de no más de treinta cm de lado.Esta maravilla tecnológica se diseño para realizar tres experimentos capaces de detectar microorganismos marcianos por sus procesos de respiración,alimentación y eliminación de desechos.

En el primer experimento,las muestras recogidas por los brazos roboticos de  las sondas,fueron incubadas durante varios días en una atmósfera de dióxido de carbono y monoxido de carbono marcados radiactivamente,después se aumento la temperatura a 650º C y se paso a analizar el suelo de la prueba.Los análisis revelaron la presencia de trazas de carbono radiactivo,parecía que había algo en el suelo marciano que utilizaba el carbono de la atmósfera artificial para fabricar moléculas orgánicas. El experimento se realizo variando las condiciones de iluminación y humedad incluso con muestras esterilizadas,en todos los casos los resultados fueron los positivos.

El segundo experimento consistía en regar muestras del suelo con un caldo de cultivo que contenía carbono radiactivo.Si los hipotéticos microorganismos marcianos lo comían y digerían,tenían que producir como resultado CO2 radiactivo. El CO2  fue detectado en grandes cantidades,pero cuando se añadió otro nutriente a las muestras,no se observo el menor aumento de la cantidad de CO2.

Recogiendo muestras del suelo marciano

 

El tercer experimento(EIG) consistía en incubar una muestra de suelo con CO 2,helio,gases inertes y agua ,y estudiar las variaciones químicas que se producían en la atmósfera de la cámara de incubación. Se buscaron cambios en la concentración de CO2,oxigeno,nitrógeno y metano,ya que se asumía que la presencia de seres vivos produciría el consumo o la liberación de algunos o varios de estos gases . Efectivamente,al finalizar el tiempo de experimentación se midió una liberación de 50 a 700 partes por millón de CO2,lo que indicaba que existía algún tipo de oxidación de materiales orgánicos. Los resultados fueron muy parecidos en las dos sondas Viking,sin embargo,estos resultados no fueron calificados como determinantes y se postulo que la actividad detectada era fruto de las peculiares propiedades químicas  del suelo de Marte,debidas  sobre todo a la presencia de óxidos y superóxidos de hierro. Hoy en día algunos científicos han vuelto a analizar los resultados del experimento y creen que el diseño experimental era inadecuado,ya que la prueba era incapaz de detectar niveles muy bajos de actividad orgánica,similar a la que podemos encontrar en algunos lugares de la Tierra como los Valles Secos de la Antartida,el desierto de Atacama o el desierto del Sahara.

Lo cierto es que la ambigüedad sobre los experimentos siempre han estado presente entre los astrobiolos,para unos los resultados no fueron resolutivos y para otros si que lo fueron. El primer experimento dio resultados positivos y el tercer experimento  probo la liberación de CO2,lo que indica que se produjo algún tipo de oxidacion de material orgánico. Sin embargo,según los expertos, los experimentos fueron incapaces de demostrar la presencia de materia orgánica sin ninguna duda pero sus resultados tampoco pueden servir para descartar su presencia de forma absoluta. Probar que hay o ha habido vida en Marte es un misterio que todavía no esta resuelto.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s